VIVIENDA COLABORATIVA II (V.C.) -Elección-

Bienvenidas a este espacio semanal.

La semana pasada definimos el concepto, también llamado «Cohousing o Ecohousing».

Echo a faltar un especial énfasis en mencionar y definir la afinidad de las personas que decidimos vivir juntas, puesto que eso debe ser lo que nos impulsa a tomar la decisión sin titubear.

Para mí, esa afinidad se detalla con los siguientes conceptos:

1. Elección

Al contrario que la familia; se trata de un grupo de convivencia Elegido voluntariamente.

Por eso; no debemos repetir los mismos errores que todas hemos cometido relacionándonos en el primer grupo de convivencia: el familiar.

Tenemos la libertad de decidir y de elegir con quiénes queremos vivir para que-sobre todo-sea una convivencia constructiva e enriquecedora para todas.

Del mismo modo; tenemos la misma libertad para decidir con qué personas no queremos convivir ni compartir.

En los casos en que se ve claramete que esa «aparente» afinidad no es tal; lo más sensato es que las personas por sí mismas se marchen.

Nadie debe cohabitar con personas con las que no hay afinidad, hay tensión o conflicto habitual o toxicidad emocional y conductual.

La convivencia debe ser algo agradable que se ha decidido voluntariamente para evolucionar en el crecimiento personal y grupal.

No vale «buscar», «pedir», «preguntar», «aconsejar», «juzgar» o «interpretar».

Cuando se ha tomado la decisión de cohabitar con otras personas con las que se comparte principios y valores; es imprescindible partir de un trabajo individual ya iniciado; «encontrar, ofrecer, responder, aceptar consejos, no juzgar ni interpretar». Estos principios deben venir ya con la persona, pues ésta acaba de aterrizar en un proyecto colectivo que ya funciona y existe, y la actitud debe ser la de «integrarse a ese funcionamiento».

En el caso de que el proyecto se esté creando grupalmente; la actitud debe ser la misma; no imponer en un derroche de «experiencia y sabiduría» sino «aportar desde la humildad, respetando todas y cada una de las aportaciones».

Es habitual que algunas personas lleguen con muchas ideas y propuestas, pero es más positivo preguntar y conocer el funcionamiento del proyecto, sus principios rectores y los de las personas que lo forman, antes de proponer. Hay una línea muy fina entre «proponer y cuestionar lo que ya está hecho o se está haciendo». Obviamente, cuestionarse las cosas forma parte del crecimiento pero al llegar; se inicia un proceso de adaptación, de aterrizaje e integración, donde es más recomendable «conocer e interactuar, encajar y respetar.» Una actitud humilde es imprescindible para cualquier forma de relación, y en una V.C. esa virtud toma mucha más importancia; pues se trata de unirnos para un bien común y colectivo.

2. Principios y valores

Relacionarnos de forma amable debiera ser muy fácil si usáramos los principios básicos para una relación positiva;

-humildad

-respeto

-tolerancia

-empatía

-amabilidad

-cooperación

-comunicación

-auto conocimiento

-auto corrección/disculpa

-resolución acertiva de sitiaciones conflictivas

Parece simple, no?

-Entonces; por qué no lo hacemos?

Porque impera otras actitudes y dinámicas impulsadas por la rabia, impotencia, carencia de afecto y tristeza. El ego también juega malas pasadas.

Debiéramos potenciar éstas virtudes en todos los ámbitos de la vida; incluso hacia personas desconocidas.

Esa potenciación es; precisamente; lo que se entiende por crecimiento personal. Conocer nuestras debilidades y errores, dejar de repetirlos, tomar consciencia y aprender a relacionarse desde la calma y el afecto.

Aplicar aquella vieja frase de «Tratar a las demás como quieres ser tratada». O, simplemente; expresarte sin herir ni menospreciar a nada ni a nadie.

Somos capaces de eso?

Pues eso es; precisamente; lo que une a las personas en una vivienda colaborativa; que estemos en un proceso evolutivo personal similar, semejante o parecido.

Ya que vamos a elegir con quiénes queremos convivir y sobre todo; para un bien común; es imprescindible estar en el mismo proceso en mayor o menor grado.

3. Ideología común

Vivimos tiempos de confusión; donde parece que las ideologías no se tienen, no se entienden, se tergiversan y más bien dividen.

Algunas ideologías que considero deben ser afines en una V.C., y sus matices:

-Activismo

es defender la justicia social. No es «Estar en contra de». Sino «actuar a favor de».

-Rebeldía

es insumisión. NO es quejarse y criticar al sistema o al estado.

-Consciencia

es conocimiento y sensibilidad. es «sentir». NO es inteligencia y discurso. NO es «hablar».

-Espiritualidad

es sensibilidad y afecto. Intuición e instinto. Conexión. NO es creencia, chamanismo, misticismo, doctrina ni dogma.

-Revolución

es resistencia y posicionamineto. Creatividad, acción y cambio. NO es ponerse hasta el kulo de birras, grafitear lo ajeno o cagarse en todo.

-Palabra/Lenguaje

es poderosa herramienta. Indicadora de sentimiento y de pensamiento. Delatadora de rabias y fobias, de paz y de concordia. NO es inocente, gratuita, no carece de importancia ni es correcta solo por haberse impuesto de una determinada forma durante mucho tiempo.

-Comunicación

es interactuar, escuchar y expresar, empatizar y definir. NO es hablar y relacionarse solo en primera persona. NO es expresar sin escuchar.

-Equivocarse

es humano y habitual, SÍ forma parte del crecimiento; pero solo si se corrige, se disculpa y no se repite. NO es una excusa para herir, ofender ni menospreciar. NO debe ser un hábito, sino un aprendizaje.

-Feminidad

se hace, se desarrolla y se adquiere. Es libre y liberada. NO es algo impuesto por la cultura, la costumbre ni la educación.

-Feminismo

es una actitud cotidiana de la libertad -sin castigo-de las mujeres. NO es una lucha, NO es odio hacia el hombre.

-Inclusión, equidad y justicia

es oportunidad y capacitación para quienes realmente la exigen. NO es las mismas oportunidades para todas, sin tener en cuenta sus capacidades y circunstancias personales.

-Consciencia ambiental

es adaptarse al medio, cuidarlo, protegerlo, regenerarlo y respetarlo. es reducir nuestros desperdicios. NO es adaptarlo a nosotras ni cuidarlo para tener un futuro; sino porque estamos en el presente. NO hacerlo por miedo a que desaparezca, sino porque existía antes que nosotras.

-Cuidados

es amparar, apoyar, entender y atender. NO es unidireccional, sino interactivo. NO puedo esperar que me cuiden si no he sabido/no sé/ cuidarme. El cuidado debe implicar siempre a dos personas; turnar los roles, dar y recibir; recibir y dar.

Éstas son solo algunas «ideologías» habituales en las V.C., pueden ser menos o más.

POR QUÉ BUSCAMOS PERSONAS AFINES A NUESTROS PRINCIPIOS E IDEOLOGÍAS PARA CONVIVIR DENTRO DE UN PROYECTO SOCIAL?

Porque precisamente por tener esos principios e ideologías; no hemos encajado en otros grupos de relación; familiar, social, laboral, etc…

Porque convencidas de ellos; AHORA asumimos nuestra coresponsabilidad de cambio social, emocional y grupal, con el fin de CONSTRUIR algo nuevo basado en los valores ancestrales de concordia y progreso.

Nosotras mismas, fracasamos en  grupos anteriores por no estar en el proceso de crecimiento personal en el que estamos ahora. Se tarda en llegar y requiere de muchas caídas anteriores.

Pero en definitiva; es ese aprendizaje y esa experiencia la que debe llevar a encontrarnos y a decidir, felizmente, iniciar el camino juntas. No repetir patrones ni dinámicas, y estar lista para encontrarnos y seguir juntas; mujeres y hombres, en el camino de la concordia, entendimiento y evolución, dentro de un proyecto de mejora social, individual y grupal.

Os sigo aullando.

Acerca de Dúnia

Libertaria Diplomada en Trabajo Social, Fundadora y Presidenta de ASHEF. -Captadora de mujeres decididas a dejar de ser invisibles y de sobrevivir resignadas-
Esta entrada fue publicada en VIVIENDA COLABORATIVA II, Elección. y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a VIVIENDA COLABORATIVA II (V.C.) -Elección-

  1. Rogelio Hernández Cortés dijo:

    Sin duda, es un ideario muy especial y en el que no mucha gente encaja. Sobretodo, porque la velocidad a la que ésta sociedad moderna se mueve, nos convierte en seres prescindibles, que se preocupan más por competir que por colaborar y eso nos separa de forma ineludible en dos bandos: los que triunfan y los que no. Aunque los méritos y métodos de ésos “triunfadores” resulten las más de las veces, dudosos. Sigo buscando la forma de ir a Pedrosa, pero la falta de medios de transporte me complica las cosas. Espero hallar la forma a no mucho tardar. Un saludo afectuoso.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s